Arquitectos: DE LA CARRERA CAVANZO + MEMA ARQUITECTOS Año / Year: 2012 Colaboradores / Collaborators: Carlos Balen, Fidel Mendoza, Carlos Martinez, Juan Pablo Sanchez, Mauricio Berrio

Estadio Tokio

Una de las cosas más emocionantes de estar dentro de un estadio es el sentimiento y la emoción de ser parte de algo; de ser parte de una colectividad, de un grupo que comparte intereses y alegría. Es sentir  cada emoción que tiene lugar en el campo: las lágrimas, la alegría, el sudor; y compartir estas emociones con los que te rodean, porque ellos las sienten también.

La estructura en espiral que semeja un abrazo aumenta el sentimiento de comunidad y participación que se lleva a cabo en el estadio; no dicta las divisiones y separaciones, todo el mundo comparte el mismo espacio y la misma emoción.

El sentimiento de ser una comunidad, es amplificada por la forma del estadio. Cada emoción se siente colectivamente y puede ser vista por aquellos en el otro lado. El sentimiento circula alrededor de las espirales de espectador a espectador, la emoción de estar juntos y compartir un momento y una pasión.

La forma de espiral da a los espectadores la sensación de ser abrazado dentro de la estructura, lo cual crea un sentimiento de unión y comunidad que eleva la emoción de lo que está ocurriendo en el campo.

Este estadio no aísla a sus visitantes del resto de la ciudad. Los espectadores no están sólo dentro de la cancha, también están dentro de la ciudad y pueden verla mientras ven el campo.

Este estadio no bloquea su entorno, está envuelto por él. El entorno es parte del espacio conformado por la estructura del edificio. Por tanto, el sentido de comunidad es muy elevado, el espectador además de disfrutar de una pasión y compartirla con otros, también hace parte de la ciudad, que abarca el estadio y a todas las personas dentro de él.

Tokyo Stadium

One of the most exciting things about being inside a stadium is the feeling and excitement of being part of something; to be part of a community, a group that shares interests and joy. It is to feel every emotion that takes place in the field: tears, joy, sweat; and share these emotions with those around you, because they feel them too.

The spiral structure that resembles an embrace increases the sense of community and participation that takes place in the stadium; It does not dictate divisions and separations, everyone shares the same space and the same emotion.

The feeling of being a community is amplified by the shape of the stadium. Every emotion is felt collectively and can be seen by those on the other side. The feeling circulates around the spirals of spectator to spectator, the emotion of being together and sharing a moment and a passion.

The spiral shape gives viewers the feeling of being embraced within the structure, which creates a feeling of togetherness and community that elevates the excitement of what is happening in the field.

This stadium does not isolate its visitors from the rest of the city. The spectators are not only inside the court, they are also inside the city and can see it while they watch the field.

This stadium does not block its surroundings, it is wrapped around it. The environment is part of the space formed by the structure of the building. Therefore, the sense of community is very high, the spectator, besides enjoying a passion and sharing it with others, is also part of the city, which includes the stadium and all the people inside it.